viernes, 27 de agosto de 2010

corazon grande

No me refiero precisamente a ser buena persona y adorado por todos los que te conocen. Algunas personas sufren por tener el corazón agrandado, lo cual no es una enfermedad, sino un síntoma de otras enfermedades cardíacas. Sigue leyendo para que te enteres de que tener “un gran” corazón o un corazón grande, no siempre es motivo de alegría.




A Juan le hicieron una radiografía y descubrieron que su corazón es más grande de lo normal. A su novia no le sorprendió el resultado, porque ella dice que Juan es la persona más buena del mundo. Pero el médico le dijo que en este caso, e independientemente de las calidades humanas de Juan, lo que estaba viendo en la radiografía es algo que se conoce como “cardiomegalia”.



Este término se usa para describir un corazón que se ve más grande de lo normal en una radiografía tomada con rayos-X. El tener un corazón agrandado puede ser una condición temporal debido al embarazo, al estrés o a otras condiciones como las siguientes:

Presión arterial alta. Esta condición, cuando no está controlada, hace que tu corazón tenga que latir más fuertemente para poder enviar sangre a todo el cuerpo, lo cual agranda el músculo.

Enfermedad de las válvulas del corazón: Si alguna de las cuatro válvulas que tiene el corazón para enviar la sangre a la dirección correcta llegara a dañarse, esto puede causar que el corazón crezca.

Defecto congénito (una enfermedad del corazón con la que se nace): los defectos congénitos pueden hacer que al corazón se le dificulte bombear la sangre y por estar haciendo un esfuerzo mayor, puede crecer.

Cardiomiopatía o debilidad del músculo cardiaco: El deterioro del músculo del corazón puede hacer que el corazón cambie su tamaño.

Arritmia cardiaca: Como en el caso de los defectos congénitos, si tienes pulsaciones anormales, el corazón tiene que esforzarse demasiado, por lo cual se agranda.

Problemas de la tiroides: el tener una glándula tiroides más activa o menos activa de lo normal puede llevar a tener problemas del corazón, como el agrandamiento.

Algunos de los síntomas del corazón agrandado incluyen: fatiga, dificultad para respirar, mareos, arritmia y tos. Si crees que tienes algún problema del corazón, habla con tu médico. El corazón agrandado por lo general no se puede prevenir, pero sí se puede tratar. Dependiendo del problema que tengas, te pueden recetar medicamentos, te podrían recomendar algún procedimiento como ponerte un dispositivo en el corazón o incluso, te podrían hacer una cirugía para reemplazar las válvulas y como último recurso, te podrían recomendar un transplante de corazón.



A Juan le funcionaron los medicamentos y su corazón volvió a su tamaño normal, pero eso no cambió el hecho de que sigue teniendo un gran corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada